Utilizamos cookies en esta página web. Puede leer más aquí.

Artículos

Ontake. Una herramienta imprescindible

Bambú caliente

Descargar

El nombre original de esta técnica era Takenowakyu o Tantakekyu. No sé conoce muy bien quien la creó pero se mantuvo en los círculos propios de práctica de los moxibustores japoneses del siglo XX. Esta técnica ha sufrido dos grandes aportaciones, ya en el S.XIX:

1) Aumento del tamaño del bambú (de 4,5 cm pasó a 7-8 cm). Esta modificación fue realizada por Felip Caudet para posibilitar un uso aplicado a la terapia manual, a la vez que energético. De esta manera el bambú caliente puede ser utilizado para tratar zonas más extensas y con una mayor intensidad, consiguiendo que el flujo de energía y sangre en los tejidos desbloqueados aumente exponencialmente.

2) Modo de aplicación: Oran Kivity, un practicante inglés especializado en acupuntura japonesa y concretamente en Toyohari que se encuentra en Kuala Lumpur (Malaysia), rebautizó la técnica con el nombre de Ontake warm bamboo. Oran tuvo la genial idea de unificar dos enfoques terapeuticos el Takenowakyu o Tantakekyu + las frecuencias del martillo de Manaka. Seguramente a muchos os sonaran a chino (mejor dicho a Japonés) estos nombres y estas técnicas pero hay que decir que son técnicas de fácil ejecución y gran efectividad.

El Ontake warm bamboo consiste en una pieza de bambú (en la foto vereis tres modelos diferentes, los grandes (uno con agujeros y el otro no) son de desarrollo moderno y el pequeño es el clásico) en la que en su interior vamos a colocar moxa de baja calidad (semipura). Esta moxa hay que apretarla lo suficiente para que quede compacta (como más compacta está, más lenta va a ser la combustión y menos sensación de calor) pero sin excederse (básicamente hay que evitar que se pueda caer encendida sobre el paciente y que genere calor). Una estrategia para evitar que se nos caiga es "curar" el bambú, es decir antes de utilizarlo quemar en su interior unas cuantas veces moxa para que los aceites impregnen las paredes del bambú y no faciliten la adhesión de la hierba nueva.

La aportación de Oran Kivity consiste en las formas de manipulación del bambú encendido. La más notable es sumar el concepto del martillo de Manaka en el que se preconiza que cada meridiano tiene una frecuencia rítmica específica. Es decir, básicamente vamos a aplicar el calor de la moxa dentro del bambú percutiendo al ritmo de cada meridiano que necesitamos trabajar. Es una técnica magnífica y muy relajante!! Os dejo un link a su página (http://meridians.japaneseacupuncture.info/warm-bamboo/) y decíros que hay un buen artículo sobre su técnica en Najom (North American Journal of Oriental Medicine) nº 56 y nº57!!

 

+ info